A fines del año pasado les preguntamos a ex puntajes nacionales (PN) cómo enfrentar los días previos y el mismo día de la PSU, para que los nervios no se apoderaran de los miles de estudiantes que rendían la prueba. También les preguntamos cómo prepararla durante el año, pero guardamos las respuestas durante todo este tiempo.

La constancia es clave

La mayoría de nuestros entrevistados coincide en que no hay que estresarse tanto, que en la PSU no se les va a ir la vida, pero que hay que estudiar y ser constante, porque ponerse las pilas a último minuto no servirá de mucho.

Hay que tomarle el gusto a estudiar, y así pueden hacerlo constantemente y no ser como algunos que se acuerdan que tienen que dar la PSU el día antes e intentan absorber (literalmente) los cuadernos llenos de la materia de 4 años. Eso no se puede”, nos dice Teresa Zañartu (PN Historia y Ciencias Sociales 2014).

Javiera Soza (PN Ciencias 2016) cree lo mismo y advierte que estudiar para la PSU es un proceso largo y que “no sirve de nada intentar estudiar todo un mes antes. Tienes que ir de a poco aprendiendo e integrando durante el año. Eso sí, no hay que sobreexigirse entre el preu y el colegio”, dice.

Dicen que la práctica hace al maestro, así que para ir acostumbrándose al formato de la prueba hay que hacer muchos ensayos, así lo recomienda Iván Gutiérrez (PN Matemática 2012): “Es la mejor manera de ir viendo debilidades y saber qué tipo de preguntas hacen”.

También dice que no hay que desanimarse si a veces en los ensayos sacan puntajes bajos, porque “hay lugares donde los hacen considerablemente más difíciles”, explica Gutiérrez.

Lo mismo cree Cristóbal Cortinez (PN Matemática 2012), quien aconseja que cuando queden seis meses para la prueba, lo ideal es hacer al menos dos ensayos por semana. “La mejor forma de estudiar y la mejor manera de saber qué tanto sabes acerca de algo, es haciendo ejercicios”, dice.

Estudiar a conciencia y revisar los errores es la recomendación de Cristián Valdés (PN Matemática 2011). “Donde más aprendí fue equivocándome. Me juntaba con mis profes del colegio para ver qué tenía malo y después nunca más me equivocaba en lo mismo”, cuenta.

Carolina Flores (PN Matemática 2010) da un consejo muy sabio: si pueden estudiar con amigos o compañeros, aprovechen, porque además de que la compañía siempre es buena, pueden resolver dudas más rápido. “A veces hay dudas que uno se demora una hora en resolver solo y otra persona te la puede aclarar en 5 minutos”.

Niki Hamidi (PN Matemática 2016) agrega: “Nunca te quedes con una duda, por muy simple que parezca”. Además aconseja ir regulando la dificultad de los ejercicios, es decir, no dedicarse solo a resolver ejercicios fáciles ni tampoco solo los difíciles. ¿Por qué?

“Los difíciles abrirán tu mente y los fáciles llenarán posibles lagunas mentales que tengas. Generalmente se piensa que poder hacer ejercicios ultra difíciles te deja listo, pero los «fáciles» igual tienen sus pillerías, ¡no quieres caer en esas!”, advierte.

¿Me debería inscribir en un preuniversitario?

Sobre los preuniversitarios no hay una regla, hay personas que optan por estudiar por su cuenta y otros que prefieren inscribirse en uno para estar “obligados” a estudiar. También dependerá, obviamente, de las posibilidades económicas de cada alumno, pero si se puede elegir, esto es lo que recomiendan.

“Eso depende de cada persona, sobre todo si tiene facilidad para articular el tiempo entre sus clases y las del colegio. Tengo amigos que no fueron a preu y aun así les fue excelente en la PSU (+800). Por eso digo que depende de la persona, primero se necesita darse cuenta de lo que a uno le hace falta para la prueba”, dice Javiera Soza.

Mauricio Moreno (PN Historia y Ciencias Sociales 2013) recomienda ir a un preuniversitario, pero aclara que “no es necesario que entres a esos caros o los que te llenan de propaganda. La importancia de un preuniversitario es que te tiene una vez a la semana haciendo ejercicios y practicando”, dice.

Fernanda Monasterio (PN Lenguaje 2013) agrega: “El preuniversitario siempre una buena opción, pero si el tiempo o la plata no da, hay una página que se llama puntajenacional.cl (varios de los entrevistados lo recomendaron). Yo la use para preparar las pruebas de lenguaje e historia”, dice.

Así también lo hizo Manuel Ochagavía (PN Matemática 2014), quien dice: “el material para la PSU está en Internet, así que si son organizados no es necesario preuniversitario”

Que tu año no gire 100% en torno a ella

Sí, quizás sea tema todo el año, tus tíos te van a preguntar cómo va el estudio, qué quieres estudiar, cuáles son tus alternativas, etc. En el colegio este último año pasarás haciendo ensayos, pero también trata de hacer otras cosas para despejar tu mente y que la PSU no se apodere de tu último año escolar. Obviamente todos queremos que les vaya bien, pero si eso no ocurre, siempre hay segundas oportunidades.

“No se vuelvan locos por la prueba, la pueden hacer más veces y aprovechan de tener un año para trabajar en algo diferente o aprender nuevas cosas. Las personas cada vez viven más, por lo que el valor relativo de un año dentro de la perspectiva vital ha disminuido considerablemente”, asegura.

No dejen de hacer las cosas que hacen hasta ahora (deporte, teatro, instrumento, arte, cocina, o lo que sea). Confíen en sus propias capacidades y en que es muy posible superarse ejercitando. Tampoco se comparen con otros”, recomienda Amelia Wahl (PN Matemática 2016)

“Tuve muchos amigos que se perdieron de grandes cosas de su último año de colegio por estudiar como enfermos, y al final uno se sobrecarga. No hay que dejar que la PSU sea el centro de tu vida, pero tampoco hay que olvidarse totalmente de ella, en especial si quieres una carrera que pide un puntaje más alto. Pero, por sobre todo, que disfruten sus años de colegio que les quedan, que después de eso es lo que uno se acuerda”, dice Teresa Zañartu.

Como lo ven, no hay una fórmula mágica para tener buenos resultados en la PSU, pero sí es clave ser constante en el estudio, partir desde ahora haciendo ensayos y sobre todo, pedir ayuda cuando tengan dudas, porque solo así podrán ir avanzando.

¿Ya rendiste la PSU? ¿Qué le aconsejarías a los que la dan este año?

¡Compártenos con todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú